La Universidad Católica Boliviana (UCB) es pionera en unirse a la revolución tecnológica e informática lanzando su nueva carrera: Ingeniería en Internet de las Cosas (IoT). Así, la casa de estudios titulará a nuevos profesionales con la formación necesaria para cubrir los distintos espacios de trabajo que surgen junto a la era digital en la sociedad.

IoT brinda amplios beneficios al avance de la sociedad boliviana. La innovación, transformación, modificación y optimización de recursos, procesos, datos  e información abre oportunidades de negocios produciendo la generación de nuevos materiales, bienes y servicios con características de  alta complejidad, calidad  y precisión. Asimismo, la optimización y mejoramiento en la interacción, comunicación, control  entre ambientes y personas producen bienestar social para el mejoramiento de la calidad de vida.

“La minería de grandes volúmenes de datos desde la optimización,  la distribución, la logística, economización  y mercadeo facilita la toma de decisiones en la solución de problemas  a través de Bigdata, Machine Learning  e Inteligencia Artificial creando ambientes inteligentes”, explica José Luis Dorado, director de la nueva carrera.

El Internet de las Cosas permite la eliminación de errores causados por el ser humano u otros factores en los procesos productivos favoreciendo modelos de  economías de ciclo cerrado o eliminación de residuos que permiten la eficiencia en las cadenas de valor y del impacto ecológico. En el mismo sentido, la conectividad de cosas a través del monitoreo del tiempo, ubicación, velocidad y rastreo de eventos y el análisis predictivo de acontecimientos no deseados o situaciones de alto riesgo permite soluciones mediante respuestas rápidas o inmediatas.

Las empresas donde trabaja un Ingeniero en Internet de las cosas es en compañías de telecomunicaciones y telefonía, industrias manufactureras, hospitales, domótica, automotriz, gestión y desarrollo tecnológico  urbano, generadores de energías, eléctricas, solares e hidráulicas; logística y transporte, terrestre y aéreo y tecnologías de agricultura, medioambiente y entretenimiento.

La malla curricular que presenta la carrera de Ingeniería en Internet de las Cosas incluye: Circuitos electrónicos, Programación de dispositivos móviles, Redes IoT de sensores, Comunicaciones analógicas y Machine Learning. Es así que, según Dorado, el estudiante interesado en cursar la carrera deberá tener habilidad numérica y predisposición hacia la organización y el orden. Por otro lado, mostrar interés y vocación de servicio, capacidad creativa e innovadora, adaptación y respuesta ágil y eficiente ante situaciones imprevistas. La capacidad de análisis, de síntesis y de abstracción también son características relevantes dentro del perfil del estudiante.